Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

24.3.14

Bolso tote bag de primavera con monedero de boquilla a juego

Hoy os presento un proyecto de costura perfecto para lucirlo con los primeros rayos de sol de la primavera. Un bonito bolso tote bag, de gran capacidad, y un práctico monedero de boquilla, ambos en telas coordinadas.


Yo me imagino paseando con mi nuevo bolso, por las plazas y callejuelas de mi pueblo, en día de mercado, y sacando mis euritos de mi monedero vintage, para que todos los vecinos puedan verme y sentirme como una reina.

¿Queréis que os explique un par de truquitos, si os decidís a hacerlos?

EL BOLSO

Este modelo de bolso es sencillo de realizar, si tenéis un nivel de costura principiante, y estáis empezando a hacer vuestros pinitos con la máquina de coser. 




Consta de dos paneles iguales, formados por tres tiras de telas conjuntadas. Hay que cortar dos de las tiras de igual tamaño, mientras que la de abajo puede ser un poco más ancha, si queremos darle forma al fondo, como os explicaré más adelante. Coseremos las tres tiras en el orden deseado, y tendremos las dos caras exteriores del bolso.

Estos paneles pueden forrarse, por la parte de atrás, con entretela de la que se plancha, para darle cuerpo y un poco de rigidez. Yo la compré de la más fina, y da el resultado esperado. (Tampoco queremos que nos quede totalmente rígido, ¿verdad?)

Teniendo los paneles bien cosidos, y forrados, procederemos a crear la parte exterior del bolso, poniendo derecho con derecho las telas, y cosiendo los dos laterales y el fondo de nuestro bolso.

Para hacer el forro, elegiremos una tela neutra (yo escogí loneta de color crudo) y procederemos de igual manera, de forma que nos quede cosido por los mismos lados que la bolsa exterior. Lo que debemos hacer, para poder coser las dos piezas, exterior e interior, es dejar un pequeño gap sin coser en la parte de abajo del forro, por el que después daremos la vuelta a la pieza entera.

En los dos casos, si queremos que el bolso tenga un poco de fondo, hay que coser las puntas de abajo de las dos piezas, formando un pequeño triángulo y cosiendo de manera perpendicular a la costura del fondo del bolso, sin haberle dado la vuelta la la pieza.

Antes de coser las dos piezas entre sí, exterior e interior, tenemos que fijar tanto el cierre como las dos asas, a la tela que va a ser el exterior, de manera que nos quede centrado el cierre, y las asas a una distancia equidistante de los dos laterales. Podemos dar una pasada de máquina, para fijar estos elementos.

En este momento, ya podemos coser el forro al exterior. Ahora mismo tenemos un bolso sin forrar, y un forro. El procedimiento es el siguiente: Mantenemos el forro con la parte interior por fuera y el bolso con la parte exterior por fuera.Entonces, introducimos el forro por la parte de fuera del bolso. alineamos las costuras y cosemos.

Así, le damos la vuelta a todo el bolso por el pequeño agujerito que hemos dejado en el fondo del forro, y nuestro bolso nuevo aparecerá ante nosotros.

Para rematar, queda muy bonito dar un pespunte por el borde exterior de la parte de arriba del bolso. Queda más profesional :)

EL MONEDERO.

En primer lugar, hay que sacar el patrón del monedero, teniendo en cuenta el ancho de nuestra boquilla. Se dibuja sobre un folio el contorno exterior de la boquilla, y en los dos extremos se añade un centímetro hacia el exterior en ángulo recto desde el final de la boquilla, que será el que nos marque la costura a realizar.




Cortaremos tres trozos de tela coordinada, y los coseremos entre sí. También se puede forrar el panel exterior con entretela. Yo, en este caso, usé entretela gruesa, para darle un tacto mullidito. 

Si queremos decorar nuestro exterior con cintas o puntillas, ahora es el momento.

También hemos de cortar dos piezas de tela del mismo tamaño, para formar el forro.

Entonces, coseremos derecho con derecho las dos piezas exteriores, y derecho con derecho las piezas del  forro, dejando un pequeño gap sin coser en el fondo del forro, como en el caso del bolso, para poder dar la vuelta a nuestra pieza. 

Si queremos, es el momento de formar el fondo de las dos piezas, como hemos hecho con el bolso.

Ahora coseremos por el mismo sistema que el bolso, el exterior con el interior.

Sólo nos queda colocar la boquilla, cosiéndola a mano, con hilo de bordar grueso, para un efecto artesano muy de moda.




¿Os ha gustado? contándme que os parece y si os atrevéis a hacer alguno, me podéis enviar las fotos y las publicaré.

Ahora ya puedo decir que la primavera ha llegado a la ciudad!




Esta entrada participa en la fiesta de enlaces de personalización de blogs!