Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

15.11.13

Aventura de Paty Melocotón: En Noviembre, hojas.

Seguimos viajando, y reencontrándonos mes tras mes con Blogger Traveller de Mi dulce de Melocotón.

En anteriores paseos, nuestras palabras de referencia han sido:


En mayo: Flores
En junio: Azul
En agosto: Descanso
En septiembre: me lo tomé de descanso...
En octubre:mercadillos


En esta ocasión, para el mes de noviembre, nuestra palabra clave es "hojas"

El otoño ya ha llegado de pleno, con sus tardes ventosas, su lluvia fina y tormentosa, y sus tardes más cortas. Ya hemos sacados los edredones nórdicos, las mantitas polares, y hemos cambiado los granizados por chocolate caliente.

Y por tanto, hemos dejado para otros momento las visitas a la playa, bajo el sol del verano. Ahora nuestra prioridad será salir al campo. Y de campo tenemos mucho en Mallorca. Tanto campo como monte.

Nuestro paseo nos lleva hoy a la finca pública de Binifaldó.


Esta es una zona boscosa, muy típica de Mallorca y de Baleares, donde abundan las encinas.

Se encuentra ubicada en el municipio de Escorca, en el sector central de la Serra de Tramuntana, hoy en día declarada patrimonio de la humanidad, muy cerca del monasterio de Lluc.

http://www.caib.es/sacmicrofront/contenido.do?mkey=M34&lang=ES&cont=21873




En esta ocasión, os voy a contar una de las leyendas más populares de Mallorca, referida, precisamente, a un alto en el camino que suele hacerse siempre en la carretera de subida al monasterio de Lluch.

Vereis: En la carretera de Lluch, de camino hacia Binifaldó, existe un enorme precipicio llamado "es salt de la bella dona", que en castellano sería "el salto de la bella mujer", que impresiona bastante por su profundidad.

Se cuenta que un hombre muy celoso de su esposa, creyéndola infiel, decidió vengarse de ella con la muerte. Un día le propuso subir al monasterio de Lluch, donde se encuentra la patrona de Mallorca, la Virgen de Lluch. su esposa era muy devota de esta imagen, y enseguida accedió. Cargaron el burro con los alimentos y otras cosas para el camino, como se hacía en aquellos tiempos, y empezaron la subida.




Al llegar a la zona del Grau, donde se encuentra el profundo precipicio, hizo que la mujer se asomase y en este punto, la empujó para deshacerse de ella. Contento de su hazaña, continuó el camino hacia Lluch, y cual no sería su sorpresa que, al entrar en el monasterio, vió a la pobre muchacha a los pies de la Virgen, rezando, ya que está la había salvado con sus propias manos por ser inocente de las sospechas de su marido.  

Cabe decir que tanto la chica como la Virgen perdonaron al hombre, y así terminó la historia. 

Que os ha parecido? Ver para creer. La verdad es que el precipicio impresiona bastante. Tanto como el lugar donde se ubica el mirador donde hay que detener el coche para poder admirarlo.



Y diréis: que tiene que ver todo esto que me cuentas con las hojas?

Pues bueno, las hojas están en el bosque circundante, en el suelo y en los árboles de la zona de Binifaldó propiamente dicha. Esta zona es muy bonita para pasar un día de excursión, en plena naturaleza.


Entre sus troncos retorcidos, su musgo... 


Con el sol filtrándose entre las ramas de las encinas....





Y con las pequeñas bellotas en cada ramita.




Un paseo relajante, el de hoy, no? 

Si queréis conocer lo que han encontrado mis compañeros de Blogger Traveller, seguid el link!