Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

23.8.13

Proyecto del verano: Banderines para mi casita de madera.

Buenos días!

Poco a poco va tomando forma mi gran proyecto del verano (Sí, sí, del verano!), y espero que esté listo en septiembre. He tenido mucho que hacer y poco tiempo, así que bueno, avanzamos poco a poquito. Venid, venid, que os cuento...

Veréis, a principio de verano conseguí comprar una casita de madera de segunda mano a buen precio, que quiero regalar por su cumpleaños a  mi princesa, que como comprenderéis, necesita su dosis de rosa y de florecitas.

(Aquí podéis ver una invitación de cumpleaños que le hice cuando cumplió los cinco! Rosa por todas partes!)

La casita es monísima, pero necesita una decoración, digamos, más femenina, para adecuarla al gusto de mi hija.  Así que, nada, había que sacar todo el potencial creativo de la red, y poner a trabajar esta cabecita y la máquina de coser, para llegar a tiempo a septiembre y tener todo listo.


Al final, decidí hacer todo esto:

- guirnaldas de banderines para adornar la fachada.
- cortinas de flores con puntillitas.
- flores de papel para unas macetitas.

¡Por esto decía que tenía trabajo para todo el verano!

Como por algo hay que empezar, empece por los banderines. Era lo que más ilusión me hacía, porque como sabeis, soy fanática de las telas y costurera aficionada.

Y después, iremos a por todo lo demás! (ganas no faltan!)

Ahora, pasaremos del dicho al hecho, vamos por pasos!

En este primer post, os pongo el tutorial de mis banderines.

Este es un craft que me encanta. En muchos lugares aparecen estos preciosos banderines, que yo creo que son muy decorativos e infantiles, ya que dan un aire festivo a cualquier rincón, tanto en dormitorios, como fiestas, en tarjetas de cumpleaños, o como simples diseños digitales para decorar blogs o fotografías (los que yo he empleado en mis fotos, así como los demás dibujitos, son del blog de Celia de "El perro de papel"). A mí me tienen enamorada.

En este tutorial os desglosaré cómo llegue a hacer mis banderines, para que luego si os atrevéis, lo llevéis a la práctica y os hagáis con algunos de ellos, ya que con algunos conocimientos de costura, y un poquito de gusto en la elección de las telas, os puede dar un resultado espectacular. 


Paso 1: preparar el diseño del patrón.

Necesitamos:

-1 folio.
-1 cinta métrica o una regla para medir.
-1 lápiz, boli o rotulador.

Trazamos, en el borde del folio, tres puntos: Uno a 0, otro a 7,50 y el tercero a 15 cm.

Marcamos el centro de la línea y dibujamos un punto a 15 cm de distancia del centro de la línea.

Entonces, unimos los dos puntos de referencia con el del centro, y obtenemos un triángulo, de base 15 cm y altura 15 cm.



Cortamos el triángulo resultante, y nos disponemos a usarlo de patrón con nuestra tela elegida. Yo he usado cinco telas combinadas, que voy a unir alternándolas.


Paso 2: Cortamos nuestras telas.

Necesitamos:

- Tijeras o un cutter circular (se usan mucho en patchwork)
- una tabla de corte si usamos el cutter circular.
- Regla para hacer rectas las líneas.

Utilizando el patrón sobre la tela elegida, deslizamos el cutter con el regla de referencia sobre la línea de nuestro patrón. Sostenemos con fuerza, para evitar que se nos mueva el regla y acabemos teniendo un buen corte sobre nuestra tela preferida.

Si no queremos usar el cutter, ¡no hay problema! usaremos las tijeras.


Cortaremos tantos triángulos como banderines queramos hacer, en número doble. Es decir, si queremos diez banderines, hay que hacer 20 triángulos, ya que van a tener doble cara (por delante y por detrás)

Una vez cortados, agruparemos los triángulos por colores, para que no nos queden en un mismo banderín dos triángulos iguales. Una vez repasado, nos podremos a coser.



Paso 3: cosemos nuestros banderines.

Necesitamos:

- una máquina de coser.
- o bien agujas e hilo para coser a mano.

En cada grupo de dos triángulos, que forma un banderín, encaramos las telas, para que queden por fuera, los lados feos de la tela, y por dentro los buenos. Así los hemos de coser.


Cosemos dos lados, dejando abierto el lado de arriba del banderín. Quedarán como pequeñas bolsas triangulares.



Como veis aquí, les he dado la vuelta y ahora no se ve la costura.



Paso 4: añadimos la cinta bies.

Necesitamos:

- Cinta bies de color contrastado.

Esta cinta es la que se usa para adornar dobladillos, bolsillos, etc. Yo utilicé dos metros para diez banderines, pero lo podéis adaptar a la medida que queráis para los vuestros.



Hay que dejar un margen de unos diez centímetros en cada extremo para poder atar la guirnalda.

Entre cada banderín, dejé un espacio de unos dos centímetros.

Para ver el efecto antes de coser, primero es conveniente que unamos los banderines a la cinta con alfileres. Siempre estamos a tiempo a rectificar... :)

Una vez colocada la cinta, damos un paso de máquina de coser por toda la cinta, cosiendo bien los banderines por delante y por detrás.



Los banderines ya casi están.




Sólo nos falta darles un toque de plancha, para que queden bien tiesos, y tengan este aspecto tan chulo que esperamos.


Y ahora, a disfrutarlos!

¿Donde los pondré? dentro de unas semanas veréis el resultado final.

¡Espero que le guste a la pequeña, y a todos vosotros también!

Estoy enlazando este post a la fiesta de enlaces de personalización de blogs